Sunday, March 8, 2009

.
THE PATRICIA VS. ANA MERCEDES' AFFAIR



ANA DÍAZ DENUNCIA AMENAZAS EN "LA . PODEROSA" (670 AM DE MIAMI)
.


video

VIERNES 6 DE MARZO 2009

¿Está negociando Patricia Poleo su regreso a Venezuela? Esa es la gran noticia de esta semana que acaba de pasar. La interrogante se planteó cuando el Dip. Juan José Molina, del “partido” PODEMOS fue invitado a la casa de habitación de Poleo, en Miami Beach, para ofrecerle a ciertos exiliados políticos venezolanos, un arreglo con el régimen para que puedan regresar, “tranquilamente”, a la Patria. La gran pregunta sería: ¿a qué precio?

El prestigioso programa “Por Qué No Me Escuchas” (*1) (que usted puede escuchar – y ver – desde Venezuela, de lunes a viernes a las 12:30 del mediodía, por la http://www.lapoderosa.com/), se fue de “tubazo” al entrevistar a la Dr. Ana Mercedes Díaz (*2), testigo presencial de la mencionada reunión, lo que provocó la ira de Patricia. No dejen de escuchar la segunda entrevista de la Dra. Díaz en “Por Qué No Me Escuchas” de este pasado viernes 6 de marzo, donde se transmitió una advertencia de demanda que Patricia Poleo le deja grabada en el celular de Ana Mercedes.

(*1) Vean la trayectoria en Venezuela del ex diputado Roger Vivas co-conductor de “Por Qué No Me Escuchas

. PRIMERA ENTREVISTA
. SEGUNDA ENTREVISTA
. TERCERA ENTREVISTA
. CUARTA ENTREVISTA
. QUINTA ENTREVISTA

(*2) La Dra. Ana Mercedes Díaz trabajó 24 años en el C.S.E, luego C.N.E. Fue despedida meses antes del Referéndum Revocatorio de agosto de 2004 por convertirse en una piedra en el zapato del MEGA FRAUDE. El 6 de mayo de 2004 (3 meses ANTES del RR) consignó ante la O.E.A. un documento contentivo de todas las irregularidades que se presentaban en el C.N.E. previo al importante referéndum. Lo hacía como ex Jefa de Partidos Políticos del máximo organismo electoral venezolano. A raíz de las “elecciones” presidenciales (Rosales “versus” Chávez), viajó a Costa Rica con más pruebas de irregularidades y chanchullos, las cuales fueron consignadas, junto a una copia de su libro “Debemos Cobrar”, en CAPEL, organismo latinoamericano que – supuestamente – vela por la pulcritud en torno a elecciones. Aró en el mar, tanto en la O.E.A. como en CAPEL. En dos oportunidades se ha “infiltrado” en Venezuela para trabajar, in situ, por el desmantelamiento de la trampa electoral en nuestro país, esfuerzos que no han dado frutos.

A continuación un extracto del libro “CÓMO SE PERDIÓ VENEZUELA”, donde se trata este importante evento:
Capítulo 11 - "Los Paracachitos de Daktari"

Hace poco, el martes 24 de febrero de 2009, Patricia Poleo convocó en su casa de Miami Beach a algunas figuras del “exilio” en Miami para conversar con Juan José Molina, diputado “disidente” de la Asamblea Nacional de la tolda “disidente” del partido Podemos, que lideriza, entre otros, Ismael García. Un movimientucho político cuya ÚNICA función es “legitimar” la Asamblea Nacional, “representando” a la oposición DE Chávez.

El diputado Molina, quien se dio su escapadita para Miami, entre otras cosas, para pasarla bien y cambiar por unos días de ambiente, había sido el cerebro en la Asamblea, cuando todavía era chavista, del proyecto del régimen para reunificar a todas las policías estadales y municipales en una sola, proyecto que se discutía en el parlamento “hace unos días”, en mayo del año 2007, cuando ya Chávez tenía 7 años en el poder… cuando ya se habían masacrado a los venezolanos en la “Masacre de Miraflores”, cuando ya Chávez se había apoderado de PDVSA, cuando ya todos ellos le habían cantado el “cumpleaños feliz” a Fidel Castro, en uno de sus viajes – oficiales y públicos – a Venezuela, etc.

A dicha reunión con Juan José Molina, convocada por Patricia Poleo, asistieron, entre otros menos conocidos, Hellen Villalonga, Ana Mercedes Díaz, Gisela Parra, Juan Fernández, Manuel Corao, Flor Arriaga, Ricardo Guanipa, el Teniente Colina, Edgar Quijano, Paul Sfeir y su esposa Donatella Ungredda. Muchos de estos nombres no les dicen mucho a los venezolanos de Venezuela, pero en Miami todos los conocen.

No se dijo el motivo de aquella reunión, pero muy pronto se sabría. El diputado Juan José Molina se estaba proponiendo – “¡Ay, qué gracioso…!”, diría mi padre – para fungir de representante del “exilio” de Miami en Venezuela. Pero, no se lo pierdan, les prometió a los asistentes de aquella velada, que él podría utilizar su influencia entre “sus amigos” del “gobierno” (del régimen), para que revisaran el caso de cada uno de los “exiliados”, con la intención de que pudieran regresar, felizmente, a Venezuela. ¿Qué tal?

La primera en responderle al diputado Molina fue la Dra. Gisela Parra, ex presidenta del Consejo de la Judicatura en Venezuela. Simplemente acotó que si ella había salido de Venezuela porque no tenía libertad de hablar, no podría regresar a ella, si no tenía ese sagrado derecho.

Fue la Dra. Ana Mercedes Díaz, ex Directora de Partidos Políticos del C.N.E., quien estuvo trabajando 25 años para el máximo organismo electoral de Venezuela hasta que fue expulsada por el régimen chavista, autora del libro “Debemos Cobrar”, quien llevó el peso del debate que se produjo ante tal propuesta del simpático diputado.

Ana Mercedes, para comenzar y entrar en calor, le dijo al diputado Molina que ella creería en Ismael García (máxima figura de “Podemos”) cuando se dignara a explicarle al país cómo se trampeó el Referéndum Revocatorio de agosto de 2004, ya que él (Ismael García) había sido el Jefe del Comando Ayacucho, que velaba por los intereses del “NO”, que entonces era la respuesta que tenían que dar los afectos a Chávez para evitar que éste fuese echado a patadas de la presidencia.

Si hay alguien en Venezuela que vivió los entretelones del “Mega Fraude” del Referéndum Revocatorio, es Ismael García, el mismo que en la noche del 15 de febrero de 2009, junto a Manuel Rosales (el homólogo de Eduardo Montealegre de Nicaragua) y a otros genuflexos más, se apresuró a reconocer el “triunfo” del “SÍ” que le daba la “victoria” a la propuesta de Chávez, para que éste se pueda eternizar en el poder en nuestro país.

¿Confiaría usted hoy en Ismael García? Vean el siguiente video:



http://www.youtube.com/watch?v=RG7LVEYQQ4Q

A Patricia le ha faltado olfato periodístico. Jamás ha estado tan cerca de un VERDADERO TUBAZO. Ahora que ya lleva tiempo en contubernio con “Podemos”, debería de aprovechar para que alguien de ese “movimiento” le eche el cuento de cómo fue la trampa montada en el Referéndum Revocatorio y así demostrarle al mundo que Chávez se convirtió en usurpador en agosto de 2004.

¿Qué haría Patricia en Venezuela si las diligencias de su amigo Juan José logran que Hugo Chávez la perdone? No creo que ella estará pensando en regresar para seguir “echándole vaina” al régimen. Tendrá que hacer como hizo Orlando Urdaneta, un “mea culpa” y dedicarse a escribir sobre arte, deporte… o sobre la inmortalidad del cangrejo, digo yo.

Más tarde, en conversación telefónica con Ana Díaz, Patricia abundó en el tema de su deseado regreso a la Patria. Sus esperanzas, le aseguró a Ana, están basadas en que la gente de “Podemos” le consiga un “juicio justo” (sic). ¿Un juicio justo como el que todavía no han recibido los comisarios Forero, Simonovis y Vivas? ¿Será que Patricia sabe algo (está “dateada”) sobre el inminente futuro adecentamiento del Poder Judicial en Venezuela, así como se espera que se adecente el otro “poder”, el Poder Electoral?

El exilio es duro, durísimo… aunque en Venezuela muchos crean que existe el “exilio dorado”. Yo sé de eso, de exilios. A la edad de once años dejé todo atrás para jamás regresar a mi patria, a mis amigos… a mis abuelos, primos: a mi hogar. Jamás volví a percibir el olor del mar de Cienfuegos, que me quedaba a un par de cuadras de mi casa. Y ahora, nuevamente, tuve que dejarlo todo atrás con la desesperanza de no poder regresar jamás a mi patria adoptiva, la cual he llegado a querer tanto como aquella que me vio nacer. ¡Es duro!

Por eso es que debemos entender la ilusión de un retorno a lo nuestro, porque afuera siempre seremos extranjeros. Lo que Patricia no sabe es que existe un “punto de no retorno” para aquellos que deciden abrazar la lucha frontal en contra de un tirano. A veces se gana y otras se pierde. A nosotros nos ha tocado perder… qué remedio nos queda. Así como el grueso del pueblo de Venezuela pone sus esperanzas infundadas en la recuperación de la Patria por la vía electoral, ella – Patricia – pone sus esperanzas en “Podemos” y en un sistema judicial que es parte de nuestro drama como país. Ella podrá regresar, pero para convertirse en un “guiñapo político”, algo que favorecerá al régimen, porque estos tiranos se alimentan de la destrucción moral y espiritual de sus detractores. Además, ese “perdón” y conseguir un “juicio justo” tienen un costo muy elevado, que no precisamente se mide en pesos y centavos, porque lo menos que necesita el régimen es dinero. Tiene un costo político que lo pagaría Venezuela entera.

http://comoseperdiovenezuela.blogspot.com/
.
PRIMERA REACCIÓN PÚBLICA DE PATRICIA POLEO

DOMINGO 8 DE MARZO 2009
.
El programa radial donde Ana Mercedes Díaz denuncia el acoso telefónico y las amenazas de Patricia Poleo salió al aire, por "La Poderosa", en el programa "Por Qué No Me Escuchas" el pasado viernes 6 de marzo (2009). La columna de Poleo - "Diario del Exilio" - del domingo 8 de marzo (2009), fue dedicada ÍNTEGRAMENTE a "La Loca", sin mencionar que "La Loca" (para Poleo) es la Dra. Ana Mercedes Díaz.
.
Vemos en esa columna
http://media.noticias24.com/0903/pp08.html
.
el intento por descalificar a la Dra. Díaz, pero con argumentos tontos, como llamarla "gorda", desaliñada, descuidada, cómo se pinta los labios, las arrugas que tiene, lo vieja que se ve, etc. Además la ataca por el lado personal, en cuya bajeza una "profesora" de periodismo, como Patricia Poleo, no debió haber caído jamás, alegando cómo fue que la dejó su esposo, la lástima que le tiene, etc.
.
Pueden leer los comentarios de los lectores de "Noticias 24" en la siguiente dirección. Como Patricia no menciona nombres, ya la gente está acusando a la Marta Colomina, Virginia Contreras y hasta a la "pobre" Isa Dobles:

La diatriba Poleo-Díaz se basa en DOS puntos muy concretos. Se trata de un TEMA MUY SERIO, no de un "atajaperros" farandulero:

1. Una supuesta negociación entre Patricia Poleo y el régimen de Chávez para obtener el "perdón" que la devolvería a Venezuela.
.

2. La negativa de Patricia Poleo a acusar al Ex Fiscal Isaías Rodríguez ante la Corte Penal Internacional.

Esos son los tópicos. A esos tópicos deben remitirse las partes. ¿Está negociando Patricia Poleo su regreso a Venezuela? ¿Se ha negado a acusar al Ex Fiscal Rodríguez ante la Corte Penal Internacional?
.
Esos son los DOS ÚNICOS puntos del debate. Aquí no estamos discutiendo la gordura de las damas involucradas en el debate. No nos interesa cuántas pelúcas utilicen ellas ni qué fue de la vida de sus respectivos maridos. El tema es serio: la negociación con el régimen, a un costo muy elevado para Venezuela... y la posible acusación de un altísimo ex funcionario del régimen de Chávez en Venezuela. Lo demás sobra.
.
Estamos seguros de que Patricia debe tener argumentos muy válidos para intentar regresar, sin problemas, a Venezuela y razones muy fuertes por la cual se sienta impedida a acusar al Ex Fiscal Rodríguez ante la Corte Penal Internacional. La opinión pública está interesada en conocer esos argumentos, no en el aspecto físico o la vida privada de las partes involucradas en este importante debate.
.
CARTA ABIERTA A PATRICIA POLEO DE ROBERT ALONSO
Miami, domingo 8 de marzo de 2009

Mi querida Patricia,

Te escribo esta nota porque sé que – al igual que Ana Díaz, que al principio, no quiso atender tus llamadas – no me atenderías la mía. La última vez que te llamé me trancaste groseramente, sin siquiera esperar a descubrir el motivo de mi llamada. Claro, yo no cometo los errores que tú has cometido: jamás dejo mensajes amenazantes en los buzones, pues entiendo que eso pudiera considerarse, en este país, un acoso psicológico, algo que en Estados Unidos, cuando se emplea la línea telefónica, pudiera ser tipificado como un delito federal… palabras mayores. Al menos ahora sé que a ti también te molesta que no te atiendan las llamadas.

Mi gran reto, desde que comencé a escribir en la red, ha sido DESMONTAR A LA OPOSICIÓN GENUFLEXA, APÁTRIDA, TRAIDORA, CONCHUPANTE Y CÓMPLICE. Esa que tu padre, con mucho atino, llama “La Oposición Bellaca”.

El día en que noté que te habías “anotado” en la “papeleta” de “Podemos”, comencé a tomar distancia contigo, pues entiendo a este grupúsculo como una herramienta “bellaca” del régimen. Como dijo tu padre, con tremenda sabiduría, “por sus palabras y acciones (o falta de ellas) los conoceréis”.

Ese acercamiento tuyo a la “Quinta Columna”, hizo que te anotara en mi lista de “atacables”. Mis ataques, sin embargo, siempre han sido en el plano político, JAMÁS EN EL PLANO PERSONAL. Lo que tú, Hugo Chávez, Evo Morales o el Papa hagan con sus vidas privadas, es un tema personalísimo que a nadie le debe interesar. Busca todos mis escritos y JAMÁS encontrarás que haya hecho uso de un descalificativo del adversario en el plano personal. Además, mis enemigos tienen tantos puntos negros políticos, que no hace falta meterse con ellos en lo concerniente a la persona en sí… bueno, más allá de haberme burlado, en uno que otro momento, de la “verruga” del sátrapa.

El hecho de haber convocado una reunión en tu propia casa de habitación (en Miami Beach), para darle tribuna a un “bellaco” (con la connotación que a esa palabra le da tu padre, no con la que se le da en Puerto Rico), es motivo de crítica y de ataque, porque estás promoviendo al enemigo, tal y como yo entiendo es el diputado Juan José Molina, un individuo que hasta hace “unos días” estaba viendo cómo colocar todas las policías en las manos del régimen, para reprimir mejor a nuestros hermanos venezolanos… tu familia y la mía, entre ellos. Hasta ahí no llega mi permisividad.

Si hay alguien que entiende tus esperanzas de poder regresar a Venezuela, a lo nuestro, lo antes posible, es Robert Alonso. Desde que soy un niño he sufrido el exilio, dejando atrás todo para caer en una ciudad inhóspita como lo era la Caracas de septiembre del año 1961, cuando se batió record de secuestros de niños para ser enviados a pedir limosnas en Colombia. Nuestra madre no nos dejaba ni ir al baño solos, en las pensiones de mala muerte donde tuvimos que vivir al llegar a Venezuela, por temor a que nos fueran a secuestrar.

Crecí en una tierra ajena, que luego – a través de las décadas – hice mía y llegué a querer como a la mía propia: Venezuela, donde sembré cuatro hijos y un nieto. Por ella he luchado, no ahora, desde hace muchas décadas y yo sí te puedo probar mi trayectoria de lucha en todas las modalidades posibles. En el proceso, no solamente lo he perdido todo (lo material que tuve o pude haber tenido), he cosechado el desprecio de propios y extraños y hasta me he tenido que enemistar con algunos miembros de mi familia que no entienden que la lucha debe ser frontal, a costa de nuestros propios intereses individuales. Lo único que no he perdido, además de mi mujer e hijos, ha sido MI DIGNIDAD.

Creo que te equivocaste cuando por teléfono le dijiste a Ana Mercedes que lo que tú estabas buscando era regresar a Venezuela para recibir un “juicio justo” (sic). Jamás podrá haber justicia dentro de un régimen castro-estalinista… lo que hay son “arreglos”. Tú regresas a lo tuyo, a tu patria, pero hecha un guiñapo político, luego de haber vendido tu conciencia, tus ideales: tu alma a Satanás. La única manera de sobrevivir sería plegándote a la “oposición bellaca”. Pasarías por opositora, pero al menos tú y yo sabríamos que lo habrás dejado de ser. Te vería, entonces, “vendiendo la vía electoral” cual merchante cualquiera, de esos que como Petkoff aseguran (como lo aseguró hace días en Miami), que las elecciones en Venezuela sirven para “contar” cuantos votos tiene la oposición: las encuestas más costosas de nuestra historia… el futuro de La Patria. Además, ¡encuestas total y absolutamente falsas!

Tu falta de interés por denunciar los delitos del ex Fiscal General, Isaías Rodríguez, también fue motivo de preocupación por mi parte. Como acertadamente indicó la Dra. Díaz en su entrevista con La Poderosa, acusando al ex Fiscal podríamos ponerles un “parado” a futuros funcionarios para que no se cometan en otros, las violaciones que se cometieron contigo, en perjuicio tuyo, de tu familia y de Venezuela entera, porque tú eres un reflejo de Venezuela, aunque muchos se esfuercen por no aceptarlo.

Sé que debes haber pensado, en estos días, sobre aquel artículo público que titulé, “¡NO LA CAGUES, PATRICIA!”. ¿Te acuerdas? Te lo voy a recordar. Fue a raíz de una tarde en que intempestivamente llegó a visitarme mi gran y admirado amigo de toda una vida, Salvador Romaní. Venía muy contrariado. Había leído un “tip” escrito por ti, donde asegurabas que “un famoso líder cubano-venezolano, con un hijo preso en Venezuela, había ido a negociar la libertad de su hijo a la República Dominicana.” Así como hoy no llamaste a “La Loca” por su nombre (Dra. Ana Mercedes Díaz), en aquella oportunidad no llamaste al “supuesto-negociante-de-la-libertad-de-su-hijo” por el suyo: Salvador Romaní.

En ese “tip” de una de tus columnas, retrataste a mi amigo, compañero de lucha (de muchísimos años), Salvador Romaní, a quien le habían detenido un hijo – llamado como él – tal vez por equivocación y fue acusado, como tú, de haber sido uno de los actores intelectuales de la muerte del Fiscal Danilo Anderson. ¿Te acuerdas ahora? Mi amigo Salvador no sabía por qué ese empeño tuyo en divulgar tamaña falsedad, sobre todo cuando él era un gran amigo – y colega – de tu padre, de toda una vida.

Si para entonces hubiera sido el deseo del régimen de soltar a Salvador Jr. (quien jamás se ha metido en política ni mucho menos ha militado en la causa anti-castrista, como su padre), ese “tip” tuyo hubiera podido haber demorado su libertad… o tal vez la hubieran adelantado, para enlodar – con tu ayuda – el nombre de un hombre que desde que llegó a Venezuela, en 1959, había luchado por evitar que tu patria cayera en las garras del castro-estalinismo internacional, además de ayudar a liberar a la suya propia: Cuba. Un hombre que era entonces el Presidente de la Junta Patriótica Cubana, una organización heredada por los cubanos exiliados desde el tiempo de la lucha por nuestra independencia de la corona española.

Ahora te encuentras en una telaraña similar a la que tú tejiste en el caso de Salvador Romaní y su hijo. Por cierto que, al pasar los años, ambos (tú y Salvador Sr.) en el exilio de Miami, en el VERDADERO EXILIO de Miami, él te supo perdonar, porque entendió – y así me lo dijo – que habían sido cosas de “muchachos”… un desliz periodístico o algo así. No encontró Salvador, maldad en tu acción.

Hoy (domingo 8 de marzo de 2009), luego de la lectura de tu columna (“Diario del Exilio”), la cual se la has dedicado ÍNTEGRAMENTE a la Dra. Ana Mercedes Díaz, a quien llamas loca, no puedo menos que escribirte para llamar a tu atención el grave error que estás cometiendo.

Tú, que fuiste la profesora preferida de mi hija, en la facultad de “Comunicación Social” (Periodismo) de la Universidad Santa María, no puedes caer en tal bajeza. Que yo sepa, la Dra. Díaz (Ana Mercedes, como tú y yo le hemos llamado siempre), no te ha insultado ni puesto al escarnio público. Todos tenemos nuestros puntos flacos. Unos somos gordos, a otros les faltan los dientes. Unos son bajos y rechonchos y otros son flacos y esmirriados. Muchos estamos ya echando canas y viéndonos horribles ante el espejo, todas las mañanas al levantarnos. Eso no es materia para atacar a una persona quien no te ha dicho ni la décima parte de lo que tú, en tu “tip” le dijiste a uno de los grandes patriotas del Exilio Histórico Cubano en Venezuela.

Ni tú ni la mayoría de la gente está al tanto, ni tienen por qué saber qué hace y qué no hace la Dra. Díaz cuando va a Venezuela. Yo soy testigo de lo que ella ha intentado hacer y sus importantes misiones dentro del país, aprovechando su anonimato y que no está en la lista de “perseguidos”, algo que ni tú ni yo podríamos hacer, a menos que quisiéramos suicidarnos. Lamentablemente hemos perdido una extraordinaria herramienta con todo este lío innecesario. ¿Cómo quedarías tú si ella presentase la Gaceta Oficial de la República de Venezuela donde se publica su nombramiento como Jefa de Partidos Políticos del C.N.E.? Echarías por la borda más de dos décadas de tu trabajo como periodista, al no saber de las funciones de la Dra. Ana Díaz dentro del Consejo Supremo Electoral y luego dentro del Consejo Nacional Electoral. Tú, Patricia, no lo sabes todo, ¿sabes? A veces te equivocas y a veces, echas tus cuentos, como los de los “comacates”, para no ir tan lejos. A ti el régimen te ha acusado falsamente, a la Dra. Ana Mercedes Díaz, si hubiera sido capturada en Venezuela, la hubieran acusado con toda propiedad. Estuve en contra del último viaje de Ana Mercedes a Venezuela, por considerarlo muy peligroso y sin ningunas opciones de triunfo. Hubiéramos perdido a una gran patriota, aunque no sea “perseguida”, como lo eres tú y lo soy yo. Esta es una lucha de TODOS, no de los “mediáticos” que todo el mundo conoce, como lo eres tú y lo soy yo. En verdad, me quito el sombrero ante la Dra. Ana Mercedes Díaz y lamento no poder decir más sobre ella y sobre su trayectoria de lucha, porque pudiera comprometer a hermanos que dentro de Venezuela están LUCHANDO, no haciéndole el juego al régimen, como pareciera que es ahora tu tónica.


video

Cuando dijiste en el “Factor Brown” (hoy a las 6 de la tarde por Gen TV), que por Chávez votó el 90% de los venezolanos, se te fueron los tiempos de punta-a-punta. No podía creer lo que estaba escuchando. Dijiste, además, que había que demostrarle a esa MAYORÍA de los venezolanos que votó por Chávez, lo malo que es la “revolución” como ÚNICA MANERA – según tú – de recuperar La Patria. Al decir esto, le estabas dando un espaldarazo al régimen, a la vía electoral, al fraude: ¡a la trampa! Es decir, que según tú, el 10% de los venezolanos no son “bolivarianos”. Eso es algo que NI LOS CHAVISTAS MÁS RANCIOS… INCLUYENDO AL PROPIO CHÁVEZ, HAN DICHO. No puedo creer, todavía, que tal cosa salió de tu boca… y de tu cabeza. Todavía no has regresado a Venezuela, ni has recibido un “juicio justo” y ya estás LEGITIMANDO AL RÉGIMEN, pero de una manera descarada.

Si ese va a ser tu “discurso” cuando regreses a Venezuela, te aseguro que no te sucederá absolutamente nada. No tienes que buscar el apoyo de “Podemos”, solamente tienes que prometerle al régimen que te afiliarás a ese partiducho y que seguirás la línea que desde Miraflores le dictan a ese nido de traidores, dirigidos por uno de los individuos que más daño le han hecho a Venezuela, a tu hija, a mis hijos, mi nieto y a nuestras futuras generaciones: Isamel García.

No Patricia. No sabemos cuántos votaron y cuántos no votaron en NINGUNA de las “elecciones” controladas por el régimen. No sabemos cuántos votos nulos hubo y cómo habían votado aquellos cuyos votos fueron anulados electrónicamente. No sabemos si la oposición cuenta con 5millones de votantes, o con 10millones. No sabemos cuántos se abstuvieron: ¡NO SABEMOS NADA! El régimen caerá cuando el pueblo de Venezuela se sacuda de sus dirigentes “bellacos” (como dice tu padre) y se subleve de una manera activa, generalizada y sostenida. La política nada tiene que ver. No hay que convencer a nadie. Muchos de los que votaron a favor del “SI”, lo hicieron por miedo. Hubo infelices que hasta creyeron el cuento chino ese que sus votos estaban controlados por el Satélite Simón Bolívar. Otros les tenían miedo a las captahuellas. Sin considerar que Supermán “votó” dos veces (la primera con la cédula No. 8005619 y la segunda con la cédula No. 4308005), y lo mismo hizo una cuerda de ancianos con más de 120 años de edad… cubanos, colombianos, árabes y paremos de contar. Si consideramos que en Venezuela hay más de 3millones de empleados DIRECTOS del régimen, podríamos entender como muchos de ellos y sus familiares podrían votar a favor del mismo, por temor a que uno de esos aparaticos “raros” electrónicos pudieran detectar sus votos y quedar en la calle, como quedó en la calle más de una decena de miles de dignos empleados de PDVSA… desgracia que yo me cansé de advertir ante la gente del petróleo en mis conferencias tanto en INTEVEP como en la Plaza de la Meritocracia. En aquella oportunidad siguieron a los líderes – que dieron muestras de no conocer al enemigo – y confiaron en que estaban haciendo lo correcto, cuando – en realidad – lo que estaban era ayudando al régimen a “menear la mata” para sacar a todos los “escuálidos” de PDVSA y quedarse Chávez solito con la empresa más importante del país. Todavía algunos de esos líderes, como Juan Fernández, están por ahí dictando cátedra, con el uniforme de “analistas políticos”, cuando – si hubiesen sido japoneses – se hubieran tenido que hacer el harakiri… como mínimo.

Mucho me extrañó tus declaraciones ante el periodista Ricardo Brown, en el Factor Brown de hoy en la tarde, porque has cambiado, DIAMETRALMENTE, tu discurso. Jamás pensé que yo, Robert Alonso, estaría “explicándote” cómo, en parte, funciona el fraude electoral en Venezuela y que por la vía electoral jamás podremos recuperar La Patria… porque si algo hemos compartido tú y yo, es ese mismo “discurso”: que a través de elecciones trampeadas y controladas por el C.N.E. no hay vida. Creo que tus relaciones sociales con la gente de “Podemos” te han lavado el cerebro. Eso pasa. Ha sucedido en la Cuba de Castro y nada extraño tiene que suceda, algún día, en la Venezuela de Chávez.

Se dijo en el programa del Lic. Ricardo Brown que Juan José Molina, diputado de “Podemos”, iba a hablar con su amiga Tibisay Lucerna para que se enviaran máquinas para cedular en Miami (o en el “exilio”) y para que resolviera algunos problemitas que hubo en las elecciones pasadas, como las faltas de cédulas, venezolanos que “murieron” en Miami y que no pudieron votar por “estar muertos”, etc. ¿Para qué queremos seguir votando en el “exilio”… o en Venezuela, si cada vez que votamos nos montan en la olla? ¿Es que el diputado Molina todavía no ha caído en cuenta de cómo nos ensartan en cada “elección”? Tú misma has hablado al respecto.

Luego comentaste cómo todo el mundo en Venezuela sabe que tú no “mandaste a matar” al Fiscal Anderson… razón por la cual estás considerando regresar al país, si se te garantiza un juicio justo. ¿Es que todo el mundo en Venezuela no sabe que los comisarios Forero, Vivas y Simonovis no fueron los responsables de la “Masacre de Miraflores”? Por qué Juan José Molina, en vez de venir al “exilio” a jurungarnos, no se dedica – junto a Podemos – a conseguirles a nuestros comisarios un juicio justo… o, al menos: ¡un juicio! Porque estos hermanos venezolanos llevan AÑOS esperando un juicio… justo o no justo. Nosotros, mal que bien, estamos en libertad en el exilio… ellos, nuestros comisarios y el resto de los presos políticos, están tras las rejas. En todo caso, tendrían prioridad. ¿No crees?

Dices que con tus diarios escritos le haces daño al gobierno (al “régimen”, le llamo yo). Dices, además, que regresarías a Venezuela sin condiciones algunas. ¿Seguirías, desde Venezuela, haciéndole daño al régimen? Creo que estás un poco desfasada. ¿No crees? O no le estás haciendo mucho daño al régimen, en el caso de que Juan José te pueda conseguir un “juicio justo”… o tendrás que pagar el alto precio de tu silencio, de ser juzgada “con justicia” en Venezuela.

El pobre Juan Fernández no te ayudó mucho con su intervención en el programa de hoy con Ricardo Brown. No es que ustedes quieran regresar a Venezuela, según Juan. Lo que ustedes han querido es hacerle ver a Juan José Molina lo utópico que sería conseguirles a todos ellos, juicios justos. ¿Será que Juan Fernández pensó que podría irle a bailar al trompo en su casa? Qué no sabrá Juan José Molina. Él, como decía un chinito en Cuba: “sabe masiao”.

No sé quién demonios le dijo a Juan José Molina que es “la voz del exilio”. Yo me niego, ROTUNDAMENTE, a que ese señor sea mi voz en Venezuela. Yo prefiero que abogue por nuestros comisarios presos y por los demás presos políticos, DENTRO DE VENEZUELA y, de paso, que su jefe – Ismael García – nos eche el cuento de cómo fue que él, al frente del “Comando Ayacucho”, nos trampeó el Referéndum Revocatorio de agosto de 2004. Eso le probaría a Joan Manuel Serrat y al resto del mundo, que Chávez es un usurpador del poder en Venezuela… y tal vez, quién sabe, podríamos regresar sin que tengamos la necesidad de un interlocutor que “abogue” por nosotros. ¿No te parece?

Juan Fernández dice querer que Juan José Molina le demuestre a él que hay justicia en Venezuela. No sé que tendrá Molina que estar demostrando nada a nadie. El propio Ricardo Brown, un cubano de Miami, le preguntó: “¿pero no está más que demostrado que no hay justicia en Venezuela?” Es que el amigo Juan Fernández sigue más perdido que el hijo de Lindbergh. Si él y el resto de los líderes de PDVSA no hubieran estado tan perdidos, tal vez todavía estuvieran echándole vainas al régimen dentro de la mayor empresa del país.

Aprende de Don Salvador Romaní Sr. No te lances al lodo para desde ahí pretender llevar a tu compañía a Ana Mercedes, porque ella no te va a acompañar. Si crees que te ha ofendido, rebátela con argumentos propios sobre el debate que está en el tapete de la opinión pública, tanto del exilio como del terruño. Explícale por qué no consideras prudente, para tu caso, acusar ante la Corte Penal Internacional al Ex Fiscal General Isaías Rodríguez. Explícale por qué crees que, en tu caso, podrías contar con un “juicio justo” (sic), de regresar a Venezuela apadrinada por “Podemos”. Esos son los puntos interesantes, no lo fea que Ana Mercedes, según tú, luce cuando se pintorretea los labios… o cómo su marido la dejó por otra para tenerle ahora, según tú, lástima como mujer, como ser humano, como madre de dos hijos y como individuo.

Alguna vez, muchos venezolanos te vieron como un ícono de la resistencia. Otros, como mi hija, querían emularte en el plano profesional. Muchos llegaron a verte como “presidenciable”, luego de adquirir un poco más de experiencia, claro está. Si esa columna tuya, titulada “La Loca”, la pudieras borrar de la faz de la red y de tu alma, les estarías haciendo un inmenso favor a ti misma, a mi hija (y a muchas “hijas” que como ella te han admirado siempre en el plano profesional) y a la verdadera oposición, donde tú perteneces y has pertenecido hasta que comenzaste a “interesarte” por esos traidores de “Podemos”.

Claro que estás a tiempo de rectificar públicamente. Así como de tu pluma salió tal adefesio literario, “La Loca”, podría salir una carta de satisfacción, no hacia Ana Mercedes, hacia tus lectores, tus seguidores y admiradores, que no son pocos. Errar es de humanos, rectificar es de sabios.

Por cierto. Si en este caso – político – hay alguien que pudo haber cometido un crimen por el cual pudiera ser objeto de una acusación penal, podría ser tú misma, ya que al dejar grabado una amenaza en el buzón telefónico de tu “enemiga”, podrías haber violado la ley federal de Estados Unidos. Yo no creo que la sangre llegue al río, pero – que yo sepa – aquí la única persona que pudiera aparentar haber cometido un delito, si acaso, pudieras ser tú. No estamos en Venezuela. No sabemos el tormento y el daño psíquico que en la mente de Ana Mercedes pudieron haber producido tus repetidas amenazas y acosos. Por menos que eso se han visto perjudicados esposos que amenazan a su mujeres y vice-versa. Uno de esos casos se hizo público hace poco, como pudimos ver en los noticieros de la TV de Miami, cuyas desaforadas amenazas grabadas en el buzón del celular de una sufrida esposa las escuchó el pueblo entero.

Mis sugerencias son varias:

1. “No te juntes con esa chusma”. Deja a los de “Podemos” que sigan con sus papeles de “opositores bellacos” haciendo “oposición” en la “Asamblea” Nacional. Después de todo, si fuesen opositores-opositores, de verdad-verdad, jamás te conseguirán un “juicio justo” (sic), como tú sueñas que obtendrás a través de su “ayuda”.

2. Rectifica tu infausto escrito, “La Loca”, para quedar bien con tus lectores y, sobre todo, contigo misma.
.
3. Explícale a la opinión pública por qué no deseas demandar al Ex Fiscal Isaías Rodríguez, que tanto daño te ha hecho, le ha hecho a tu hija, a tu familia… y al pueblo de Venezuela en general.

Tómate un tilo con limón y si puedes, échale un poquito de Cointreau. Cuando estoy muy alterado, como tú evidencias estarlo hoy, me echo ese traguito y me “nivelo”. No que me sobre el dinero, pero si gustas, me encantaría invitarte a ti y a Ana Mercedes a echarnos un Cointreau con tilo y limón en un estupendo café de Miracle Mile, aquí mismo en Coral Gables… y cuadrar la caja.

Por cierto. Te he enviado una invitación para que seas “mi amiga” en Facebook. Espero que me aceptes.

Tu amigo,

Robert Alonso




.Desde el baúl
de mis recuerdos...
.
CARTA-COLUMNA DE PATRICIA POLEO
A HUGO CHÁVEZ



Al Comandante Chávez. A quien le debo tantas cosas. Hasta la asunción al poder hoy de Caldera.

..
Esta columna saldrá publicada el día 2 de febrero. Día en que Rafael Caldera asume el poder. Y víspera del 4 de febrero. Esta columna-carta, es algo público que no pude hacer en privado. Es lo único que puedo ofrecer a ese hombrecito llamado Hugo Chávez, que hace dos años nos lo dio todo.

Querido Comandante:

No sé a veces cómo llamarte, o si puedo tutearte. Es más fácil decirte que estoy hablándole a la libertad, al respiro y la ilusión que tuvimos hace dos años, cuando tú apareciste en la vida del venezolano. Los que pujábamos en aquel entonces porque saliera aquel siniestro personaje del poder, sólo podíamos escribirlo y nada más. Muchos por otra parte hablaban a escondidas, o sólo hablaban. Como esos padres – y madres – que se dan golpes de pecho hablando del amor que sienten por sus hijos y a la hora de la chiquita salen corriendo. Tú respondiste en la hora de la verdad. ¿Y cómo agradecértelo? Ni siquiera puedo irte a ver, porque no me dejarían entrar. He leído muchas veces tu versión de los hechos, pero me parece incompleta. Mi orgullo profesional me dice que quizás yo podría sacarte más información. Que me contestarías algunas dudas. Pero Caldera, a quien hoy vemos asumir el mando, también gracias a ti, seguramente te abrirá las rejas de la cárcel donde estás. Ojalá lo haga y yo, insignificante venezolana, se lo agradeceré siempre. Verte en libertad es lo menos que podemos desear quienes a ti te debemos estar donde estamos. Con un gobierno que se promete decente, con un corazón negado a más canalladas y con un deseo de ayudar a vivir en otra Venezuela.

Es tanto lo que te debemos, que creo puedo deberte algo más. Un día, cuando tu vida en la calle se restituya, y ya las imprentas hayan publicado en los libros de Historia Contemporánea lo que tú hiciste por Venezuela, en esas lides políticas en las que yo reporteo y en las que tú seguramente serás protagonista, nos encontraremos, por casualidad. Yo haré una cita contigo y en el lugar que me indiques llevaré a mi hijo. Quiero que nos cuentes a ambos cómo nacieron tus deseos de libertad. Será el reportaje que nunca pude hacer en Yare, porque no me dejaron entrar. Es lo último que te pido.

Patricia

Vean la dramatización que le hacen a esta carta los esbirros de "La Hojilla"




Nota importante: Cualquiera pudo haberse enamorado de Hugo Chávez. "Sobre gustos y colores, no han escrito los autores", aunque "hay gustos que merecen palos..."

Muchos venezolanos creyeron en Chávez, como muchos cubanos creyeron en Fidel Castro. Ese no es el caso que nos preocupa hoy. Lo importante es la capacidad de ciertos "analistas políticos" para dejarse engañar y para no oler al personaje. He ahí nuestro gran dilema. Ese es el caso - evidente - de Patricia Poleo, quien muchas veces ha caído en la trampa del enamoramiento. Ahora le tocó el turno a la gente de "Podemos".

Para cuando Patricia Poleo le escribió esta carta de amor a su comandante, ya muchos sabíamos quién demonios el "comandante" era, porque quienes sabíamos cómo se bate el cobre, solamente tuvimos que ver con quién había intentado dar el golpe. Luego vino todo lo demás, mucho antes de que fuese sobreseído por el viejo zorro de Caldera. Nosotros no caímos. Muchos no cayeron... pero la Patricia sí.

Cuando una "analista político", como dice Patricia que es, se equivoca de manera tan contumaz y tan pertinaz, algo anda mal. Hubiera sido mejor para ella dedicarse a escribir novelitas rosas, a lo Corin Tellado, para lo cual - como lo evidenció en su carta de amor a su comendante - tiene mucha madera.

Quién sabe si ahora, con su regreso a Venezuela, se dedique a la literatura ligera y nos evita así tanta pena ajena.

CARTA DEL DR. CARLOS GUÍA (EX ESPOSO DE LA DRA. ANA M DÍAZ A ROBERT ALONSO

Apreciado Robert,

Leí recientemente tu carta a la Sra. Patricia Poleo en relación a su columna “La Loca”. Si es cierto, como dices en tu carta, que esa columna se refiere a Ana Mercedes, tendría la obligación moral de expresarte lo siguiente:

En primer lugar, ofrecerte mi más profundo agradecimiento por tu solidaridad para con Ana Mercedes. Dicho esto, paso a desmentir absolutamente lo que asegura la Sra. Poleo en cuanto a que yo deje a Ana Mercedes por otra mujer, o por cualquier otro motivo.

Luego de veinte años de matrimonio, pusimos fin a nuestra relación de mutuo acuerdo. A veces sucede que las personas se dejan de amar y optan por el divorcio. Afortunadamente la ruptura de la unión matrimonial no produjo en nosotros enemistad y mantenemos unas relaciones sanas, respetuosas y muy amigables.

Es, además, una absoluta falsedad que Ana Mercedes “se haya traído consigo”, a Miami, un esposo, pues los seres humanos no somos objetos, cosas, que otros “traigan” o “lleven” consigo para arriba o para abajo. Esa expresión es una violación al respeto que nos debemos todos, dentro de una sociedad.

Llegamos a esta tierra, Estados Unidos, en busca de la libertad perdida en Venezuela. No como perseguidos políticos, sino como simples ciudadanos que entendimos que no había espacio en nuestra tierra para el sano desarrollo de nuestros dos hijos. Primero, por cierto, llegué yo. Ana Mercedes vino después, por lo que mal podría decir la Sra. Poleo que Ana me trajo consigo, de manera despectiva, que evidencia su necesidad de minimizar mi condición de ser humano, rebajándome al nivel de una cosa u objeto.

No es cierto que, alguna vez, me haya referido a Ana como de una “loca”. Su “locura”, en todo caso, la podríamos encontrar en su empeño por recuperar a Venezuela, a veces desde una posición solitaria, sin recursos y sin apoyo, más allá que aquel que le proporciona el profundo amor que siente por su tierra.

Es increíble escuchar de boca de la Sra. Poleo, que luego de más de veinte años de ejercer el periodismo, jamás haya conocido a Ana Mercedes, primero en el Consejo Supremo Electoral y luego en el Consejo Nacional Electora. El propio Dr. Juan José Molina, en la entrevista que el periodista Iván Ballesteros le hiciera hoy en su programa “Plomo Parejo”, comentó que él conocía a Ana Mercedes desde el C.N.E.

Ana Mercedes es egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Santa María y tiene un postgrado en Derecho Administrativo de la Universidad Central de Venezuela y es considerada una de las mejores especialistas en Derecho Electoral que tiene, o tenía, Venezuela.

Ana Mercede es un ser humano digno que merece respeto, es, además de una excelente profesional una gran madre y una gran amiga de sus amigos. Yo pensaba que la Sra. Poleo era su amiga.

Como venezolano me siento orgulloso de la labor que en pro de la libertad de Venezuela ha venido realizando Ana Mercedes desde hace muchos años. Es cierto que ella no es conocida como lo es la Sra. Poleo, pero no por eso debe ser minimizada ni despreciada. Cada quien tiene un puesto en esta lucha y el puesto que Ana Mercedes ocupa, está bien atendido y mejor administrado. Ana Mercedes es parte de tantos millones de mujeres anónimas que insisten en no dejar perder la patria que nos vio nacer, a ella, a mí y a nuestros hijos. Justamente, por su inquebrantable terquedad a no dejarse absorber por la marabunta chavista, dentro del C.N.E., fue despedida, perdiendo así todas sus prestaciones sociales acumuladas durante más de 24 años de laborar para el máximo organismo electoral.

La carta de la Sra. Poleo ha producido una gran tristeza en nuestra familia, porque la teníamos como una persona correcta, educada y una excelente profesional del periodismo. Es lamentable que esta desgracia que le ha caído a Venezuela, tenga que producir eventos tan tristes como los que estamos viendo, en detrimento de lo que otrora fue una sociedad feliz.

Estoy seguro que ni usted ni Ana Mercedes se dejarán achicopalar por estos inconvenientes. Seguirán adelante en sus luchas, cada quien a su estilo y dentro de las posibilidades con las cuales cada uno de ustedes cuentan, pero como diría Don Rómulo Betancourt: “We will come back!”

Recibe un caluroso abraso de tu amigo y servidor,

Carlos Guía

18 de marzo de 2009

PATRICIA POLEO SE DEFIENDE EN "PLOMO PAREJO" CON EL COMANDANTE IVÁN BALLESTEROS

http://venezuelanoticia.com/wwwvenezuelanoticia/2009/03/plomo-parejo-con-ivan-ballesteros-18-de-marzo-audio/

ROBERT ALONSO COMENTA LA DEFENSA DE PATRICIA POLEO EN EL PROGRAMA "PLOMO PAREJO"

Patricia Poleo, efectivamente, rompió el silencio y lo hizo en el programa del Comandante Iván Ballesteros, donde espero me den un derecho de palabra, sé que me lo darán porque Iván es un hombre de honor… y un hombre, pues.

Debo comenzar por decir que Ballesteros tenía como invitado al Diputado Juan José Molina y uno de los temas importantes que trataba con él era, precisamente, el de la Ley de Descentralización, que es – en realidad – una LEY DE CENTRALIZACIÓN. Juan José Molina daba pena porque parecía estar como cucaracha en baile de gallina. Era lamentable, además, que Ballesteros no hubiera estado bien informado al respecto de su invitado, porque desaprovechó hacerle una pregunta tremendamente importante. Fíjense ustedes: recuerden que el tema era el de la descentralización, que en realidad era la “CENTRALIZACÍÓN MÁS EXACERBADA POSIBLE”. El Diputado Juan José Molina, hace unos “días”, el 28 de agosto de 2006, cuando ya TODOS CONOCÍAMOS QUIÉN ERA HUGO CHÁVEZ Y SU RÉGIMEN… cuando ya el régimen había MASACRADO A VENEZOLANOS, en la “Masacre de Miraflores”, en La Plaza Altamira… cuando CHÁVEZ LE HABÍA ENTREGADO VENEZUELA A LA CUBA DE LOS CASTRO, este buen hombre (quien habla como un diplomático), dijo lo siguiente, nada más y nada menos que desde su posición como Vicepresidente de Política Interior (¡una pelusa!) de la Asamblea Nacional: “la descentralización ha sido un fracaso en materia de seguridad, con 114 cuerpos policiales en todo el país que funcionan de manera anárquica.” Además, propuso una PURGA: ¡UNA PURGA DE FUNCIONARIOS!

http://www.globovision.com/news.php?nid=36513

Juan José Molina fue la “materia gris” o “el autor intelectual” desde su posición de Vicepresidente de Política Interior de la Asamblea, que le dio vida a un proyecto legal para poner todas las policías de Venezuela, en manos de Chávez, para podernos MASACRAR MÁS Y MEJOR… PARA PODERNOS ECHAR MÁS GAS DEL BUENO. Ese, amigos, es Juan José Molina. ¿No lo sabía el amigo Ballesteros? ¿No lo sabía la amiga Poleo con sus más de 20 años de periodismo político?

Quién sí parece que conoció a la Dra. Ana Mercedes Díaz en su cargo del CNE, fue el propio Juan José Molina, a quien se “le fue” en el programa con Ballesteros, que la había conocido allí. Según Patricia, en sus más de 20 años de periodismo político, jamás había escuchado hablar de la Dra. Ana Mercedes Díaz. No en balde Patricia se enamoró de Chávez… y le mamaron gallo “los Comacates”: ¡porque siempre anda en la luna!

Yo averiguo muy bien a quien invito a mi casa, donde viven mis hijos, mi esposa. No meto a cualquiera. Menos a una persona que como Patricia dijo en su entrevista con Ricardo Brown, que proviene de un partido, Podemos, donde la primera suspicaz, con respecto a ese partido, era ella.

Pero Patricia, una vez más, puso la torta. Ballesteros le dio toda la oportunidad del mundo para defenderse y desmentirme, con propiedad, claro está. Sin embargo ella se limitó a decir que yo la había difamado… pero no dijo cómo la había difamado. Debió haber dicho cuál fue esa difamación, porque para una política (y ella es política) el que le digan que se pasó de bando, NO ES UNA DIFAMACIÓN… sobre todo, cuando es cierto. Aunque no fuese cierto, aunque yo lo hubiera inventado, ESO NO SERÍA UNA DIFAMACIÓN. Una difamación, por ejemplo, sería que yo dijera que ella trafica con droga o algo así, ¿pero que yo diga que ella se pasó de bando? ¡Por favor!

Dijo que yo me la pasaba sentado frente a una computadora y, luego, que ella sí luchaba contra Chávez porque sacaba UNA COLUMNA DIARIAMENTE: ¡UNA COLUMNA DIARIA! ¿Cómo lo hace, por telepatía? Es cierto. Yo vivo frente a mi computadora… y ella también. ¿Es eso delito? ¿Es eso denigrante? Así he escrito, en lo que va de año, DOS LIBROS y he enviado DECENAS de artículos, los cuales, por cierto, SE LEEN DIEZ MIL MILLONES DE VECES MÁS QUE LOS QUE A ELLA LE PUBLICAN EN NOTICIAS 24 Y EN EL PERIÓDICO DE SU PADRE. ¡DIEZ MIL MILLONES DE VECES MÁS!

Bien. Luego dijo que yo hablaba mal hasta de mi hermana. Patricia aprendió de su padre a partir de “cierta verdad” y luego, a desarrollar una gran mentira.

Un día, mi madre me llamó por teléfono toda emocionada: “¡Hijo, pon Globovisión, que tu hermana le va a dar su apoyo a Manuel Rosales en el programa de Kiko!” “¿Cómo va a ser, a Manuel Rosales?” Como mi hermana, JAMÁS SE HABÍA METIDO EN POLÍTICA, NI LE INTERESABA, era lógico que no hubiera leído mis comentarios sobre ese TRAIDOR. Entonces le escribí en privado y le expliqué quién era Manuel Rosales y por qué había sido un INMENSO ERROR el haber prestado su imagen para apoyarlo. Arrecha, María Conchita le hizo un forward al “muérgano” que la “reclutó”, como para que le explicara por qué la había embarcado. Resultó que esa carta terminó en LA DIM (Dirección de Inteligencia Militar) desde donde un contacto que ahí tenemos me envió una copia. En esa carta que, privadamente le envié a mi hermana, hacía ciertos comentarios que no he publicado jamás, porque involucraba a unos cuantos hermanos de lucha. Se suponía que ella no le haría un forward. Tuvimos un problema grave de filtración de información que nos obligó a sacar del país a dos de los que pudieran haberse comprometido con ese re-envío de mi carta.

Cuando Rosales traicionó, la primera en DENUNCIARLO fue mi hermana. Por cierto que en una oportunidad, antes de las “elecciones” presidenciales Rosales- Chávez, recibí una carta de un lector que me preguntaba cómo era eso que yo decía que Rosales era un traidor y que mi hermana lo estaba apoyando.

Escribí un artículo tocando el tema, alegando que María Conchita era María Conchita y que yo era yo… y que como sucedía en MILLONES DE FAMILIAS VENEZOLANAS, unos tenían una posición política y otros la contraria. Ella estaba apoyando a Rosales desde su punto de vista y yo lo ATACABA Y DENUNCIABA, bajo el mío.

Luego, cuando llegó el Referéndum del 15D2009, María Conchita fue “reclutada” para apoyar la vía electoral. La llamé y le pregunté si iba a seguir con la macoyita. Luego del HIPER MEGA FRAUDE, entró en una HIPER MEGA DEPRESIÓN y se arrepintió de haberle hecho caso al personaje que esta vez la abordó para hacer uso de su imagen, para promover la vía electoral. En mi libro, que Patricia debe haber leído, le echo un responso POLÍTICO, pero no como para decir que yo hablo mal hasta de mi hermana. Quien habla mal de la gente es ella… y si no, léanse la columna titulada “LA LOCA”.

Ya van dos veces que le dan la oportunidad a Patricia de defenderse y SIEMPRE HA DEJADO FUERA un tema bien importante, sumamente importante, que mencionó la Dra. Díaz en el programa radial de La Poderosa: su negación a acusar al Ex Fiscal General Isaías Rodríguez, ante la Corte Penal Internacional. El Comandante Ballesteros debió haberle hecho esa pregunta, en beneficio de sus radioescuchas. Toda Venezuela quisiera saber por qué razón Patricia, después que ella es tan “comecandela”, se ha negado a acusar a “Isaías”, como ella a veces le dice. ¡Mal hecho, Iván! Al evadir ese tema, los radioescuchas de Ballesteros pudieran haber pensado una de dos cosas:

1. Que se prestó para que Patricia se defendiera, sin tocarle los puntos álgidos

2. Que, al igual que en el caso del Dr. Molina, no estaba debidamente preparado.

Yo estoy seguro que Ballesteros, quien recibe mis emails, debió haber visitado el blog donde aparecen todos los videos y audios respecto de este affaire “Patricia-Ana Mercedes”:

http://patriciavsanamercedes.blogspot.com/

Por último, dejo para el final lo más importante. Patricia dijo a Ballesteros que ella jamás dijo que Chávez había sacado el 90% de los votos… ahí comenzó el tartamudeo, porque sí lo dijo y ella sabía que se estaba metiendo en camisa de once varas. Yo le hubiera aconsejado, para arreglar el pastel, que había sido un “lapsus mentis”, porque lo que ella dijo en el programa de Ricardo Brown, está grabado del aire. He aquí la transcripción, palabra por palabra de lo que Patricia dijo a partir del minuto 11:18 de la grabación que ustedes pueden escuchar en la siguiente página:

http://patriciavsanamercedes.blogspot.com/

Ahora, yo me hago una pregunta: por Chávez votaron el 90% de los venezolanos, prácticamente. Ahora, si ese 90% no se cambia de bando, ¿CÓMO HACEMOS PARA SACAR A CHÁVEZ? O sea, si tú no aceptas que el 90% entienda que se equivocó, como esta gente, entonces no podemos sacar a Chávez más nunca de ahí, porque imagínate tú. Eso, en la política, lamentablemente es así.

Ahora solamente espero que el amigo Ballesteros me invite a su prestigioso programa para darles la oportunidad a sus radioescuchas de tener la otra parte de la versión… con pruebas en las manos… ¡Y SIN TARTAMUDEAR!

Por cierto que Iván, la próxima vez que hable con Patricia, le debería preguntar a quíen llamó ella la tarde en que estaban "negociando" la Guarimba entre la Coordinadora Democrática y el régimen. A quién llamó ella, entre 25 o 26 millones de VENEZOLANOS, para que la acompañara en un programa radial especial (DE VARIAS HORAS) desde Radio Venezuela.

Todo está en mi libro, en el comienzo del capítulo que habla sobre los "paracachitos de Daktari":

http://comoseperdiovenezuelacap11.blogspot.com/

Es todo. Gracias


¿TRES PATRICIAS?

Amigo Robert Alonso

Mi nombre es Eduardo Alsogaray. En Venezuela ejercía la sicología clínica, pero a raíz de la traición de la guarimba, decidí irme del país. Ahora estoy viviendo con mi familia en el estado de Texas donde ejerzo mi segunda profesión como terapista del lenguaje.

He venido siguiendo sus escritos. He leído el blog que abrió para informar sobre la diatriba suscitada entre la Sra. Poleo y la Dra. Díaz y lo he venido siguiendo en el magnífico portal (porque ya es un portal) que abrió en ND. Quiero referirme a dos cosas. La primera, felicitarlo por su iniciativa de promover las normas de la resistencia no violenta dentro de lo que ya es una realidad moderna, el golpe suave que, como dice usted, ha puesto al presidente Chávez a parir. Y no es para menos porque si algo funciona ante una dictadura, sea como sea, es la estrategia del golpe suave, donde el pueblo mediante el reto va disminuyendo el poder del dictador hasta que la sociedad crecida y con una alta moral colectiva decida pasar a la estocada mediante la sublevación. He venido estudiando esa estrategia y hoy mas que nunca la entiendo gracias a su extraordinaria explicación. El segundo tema que quiero tocar con usted es el de la Sra. Poleo. Vera usted. Yo, como especialista en lenguaje y la conducción neurálgica del mismo, le puedo asegurar que hay más de una Patricia Poleo. Digo más de una porque es evidente que sus columnas son escritas por varios periodistas, cada uno con un estilo propio.

Usted por ejemplo tiene su estilo ya sea que nos guste o no. Cuando usted hace o quiere hacer énfasis en un sujeto, repite con constancia los adjetivos calificativos en relación al sujeto. Por ejemplo cuando usted se refiere a eso que llama oposición cochupante que es un excelente término, la califica de apátrida, genuflexa, traidora, cómplice. Es curioso porque cuando estos casos se dan de manera repetitiva como en el suyo, los calificativos guardan un mismo orden, debido a que es así como están ordenados en su cerebro. Lo que usted hace es una función de copy & paste, pero en vez de copiar un texto escrito en otro documento, lo copia de su cerebro y de manera automática lo pega en su escrito. Puedo ver cualquiera de sus artículos y corroborar que fue escrito por usted. Es decir que el Robert Alonso que envía emails a la red, el que escribe en ND y el que habla por radio, por televisión o por los numerosos videos que usted ha publicado en la internet, es el mismo Robert Alonso ya sea que nos guste o que no nos guste.

No podemos decir lo mismo de Patricia Poleo. Por ejemplo la persona que escribió la columna que se le atribuye a ella y que se titula La Loca no fue la misma persona que escribió una semana después esa misma columna. Pero iré más lejos. La que escribió la columna del domingo 8 de marzo (la Loca) y la que escribió la columna del lunes 9 de marzo no es la misma persona pero tampoco es la misma persona que escribió la columna del domingo 14, porque se evidencian tres estilos diferentes de proyección estructural literaria. Eso me indica que hay tres personas diferentes escribiendo bajo el nombre , aunque ya sería un seudónimo de Patricia Poleo.

Sin embargo le puedo asegurar que la persona que dejó grabada las amenazas en el buzón de la Dra. Ana así como la persona que aparece en el audio del programa que usted colocó en su blog sobre el Factor Brown y la que aparece defendiéndose ante Ballesteros en el programa Plomo Parejo es la misma persona que escribió la columna titulada La loca. No estoy diciendo que se trate de Patricia Poleo pero la misma disfunción que verbalmente se descubre en todos los registros de voz que usted ha publicado en su blog coinciden con la disfunción literaria que se proyecta en la columna de La loca.

Como profesional no podría hacer un diagnostico a distancia pero podría apostar que esa persona cuya voz usted tiene grabada que es la misma que escribió La loca, pudiera sufrir de un trastorno conocido como dislexia. Esto no es un pecado ni nada por la que debemos avergonzarnos ni mucho menos debe ser objeto de discriminación. Un paciente de dislexia puede desarrollar una vida relativamente normal pero con ciertas limitaciones, sobre todo al hablar y fundamentalmente al leer y al escribir. Entre las profesiones que menos debe escoger un disléxico está justamente la profesión del periodismo.

La dislexia produce un déficit importante en la lectura que en situaciones severas puede anular en un alto grado la capacidad. Si la persona de la cual estamos hablando que no tiene que ser precisamente la Sra. Poleo pero si la que aparece en las grabaciones que es sin duda la misma que escribió la columna de la Loca es disléxica, entonces no pudiera producir independientemente sin la ayuda de alguien las columnas que bajo su nombre se publican tanto en Noticias 24 como en el Nuevo País. La dislexia puede venir acompañada por la disartria que afecta la manera verbal de expresarse. La persona que usted tiene grabada y que es la misma que fue entrevistada por el Sr. Ballesteros en Plomo Parejo pudiera ser un paciente disléxico afectado además por la disartria. De ahí sus errores en el habla como buscando en archivos de su cerebro información que no encuentra fácilmente. Eso la hace cometer errores de fechas y numéricos pues la disartria se hace mucho mas evidente cuando el paciente intenta expresar números o cifras. Es muy posible que cuando ella aseguró que el 90% de los venezolanos había votado por Chávez utilizó ese porcentaje en equivalencia a gran cantidad. Posiblemente ella quiso decir que muchos venezolanos votaron por Chávez y terminó buscando un apoyo numérico que no encontró en su momento, sobre todo si la situamos en escenario de presión ante las cámaras de la televisión, frente a un periodista que la entrevista sobre un tema que a ella le genera angustia.

Quiero que no me malinterprete. No la estoy justificando. En sus grabaciones se evidencia una incuestionable intención de pactar con alguien para poder regresar a su país. Es lógico suponer que ese alguien no puede ser otro que el gobernó de Venezuela y el gobierno de Venezuela es el presidente Chávez. Empleando una simple lógica podríamos asegurar que esa persona está negociando con el Presidente Chávez su regreso a Venezuela suponemos que a un costo para ella y si esa persona representa a la oposición, a un costo para la oposición.

La persona que dejó el mensaje en el buzón de la Dra. Díaz demostró poder estar afectada por el síndrome de la hiperactividad de ahí su manera atropellada de hablar aunque no todas las personas que hablen rápidamente sufren del mencionado síndrome. Pero quien aparece en la entrevista con el periodista Brown en Miami y con Ballesteros en Caracas, también evidencia una posible afección del mismo síndrome. Su falta de concentración y su desordenada proyección verbal, tanto con Brown como con Ballesteros pudiera indicar que tiene un importante problema de atención. En el programa de Brown alguien inclusive le dice que parece una ametralladora no tan solo por lo rápido que se expresaba sin por la forma desordenada en hacerlo, algo que repitió en la entrevista de Ballesteros y que se proyecta en el escrito de La loca como queriendo decir mucho a la vez, para lo cual no tiene mucho tiempo, evidenciándose una gran angustia por expresarse lo antes posible.

Todos estos síntomas si bien no son concluyentes, pudieran dirigir al especialista hacia los desórdenes mencionados para llegar a un diagnóstico concreto. Lo que si indica que se repiten ciertos patrones entre las tres diferentes grabaciones que usted ha colocado en su blog por cuanto es la misma persona y esos patrones se reflejan en la redacción y escritura de la columna La loca. Vamos a decir que el mismo apresuramiento y tartamudeo que se nota en su forma verbal de expresión se nota en la escritura del articulo en cuestión, pero no así en los otros dos escritos uno con un mayor ordenamiento que el otro por lo que sin lugar a equivocarme puedo garantizarle como profesional del lenguaje que estamos ante tres personas diferentes.

Cuando la persona que entrevistó Ballesteros y que fue identificada como Patricia Pole lo acusa a usted de estar todo el tiempo frente a un ordenador de una manera absurda porque es ahí donde usted como escritor tiene que estar la pone en evidencia, porque a pesar que ella acepta en la misma entrevista que escribe una columna diaria es evidente que no esta todo el tiempo como usted sentada delante de un computador. Como hace para sus investigaciones? Un periodista investigativo que puede producir una columna a diario seria esclavo de la lectura y de la escritura algo que ella evidencia no ser. La razón es evidente pues alguien investiga y escribe por ella y como le he dicho, son varios los escritores que le hacen la tarea y firman por ella.

Espero que esta observación le ayude a presentar su defensa futura en el entendido de que será entrevistado por el Sr. Ballesteros de un momento a otro.

A sus enteras órdenes

Dr. Eduardo Alsogaray

Escriba sus comentarios privados a la siguiente dirección:

patriciavsanamercedes@gmail.com